Cantalejo

DATOS GENERALES

Distancia a la capital: 50 kilómetros.
Superficie (en Km2): 79,40.
Altitud: 963.
Población: 3.764 habitantes.
Pedanías: Aldeosancho y Valdesimonte (entidad local menor).
Comarca:Tierras de Sepúlveda.
Lugares de interés: Iglesia de San Andrés. Ermita de la Virgen del Pinar.w Conjunto lagunara.
Jerga: Los vecinos de Cantalejo tienen un idioma propio, la gacería, utilizado por los trilleros y con algunos de sus términos aún en uso. Se mantiene como un tesoro cultural.
Tradiciones: Los quintos hacen chiscar las trallas durante el mes de agosto, anunciando la llegada de las fiestas.
Curiosidades: El rey Alfonso XIII concedió al municipio el título de Ciudad en el año 1926, en reconocimiento por su labor y desarrollo económico. Es la única localidad de la provincia con este título.
Gastronomía: La especialidad es el cordero asado. Respecto a los dulces, destacan los hojaldres que se elaboran en las pastelerías del municipio.

Fiestas: Los cantalejanos celebran las fiestas principales en honor de Nuestra Señora de la Asunción y San Roque, a partir del 15 de agosto. También festejan por todo lo alto la romería de la Virgen del Pinar, justo cincuenta días después de la Pascua. Tienen relevancia San Andrés, en noviembre y el Carmen, y San Cristóbal en julio. 


UN APUNTE HISTÓRICO

Cantalejo en el siglo XIX: Tenía Cantalejo a mediados del siglo XIX «300 casas, la mayor parte de inferior construcción», según relata Pascual Madoz en ‘Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España’. Un texto en el que también recoge que había escuela de instrucción primaria mixta. Tenía ya en aquella época dos pinares «muy grandes», un monte de roble y algún viñedo, además de tierras de labor en las que sus gentes cultivaban trigo, cebada, centeno, algarrobas, cáñamo, lino y algo de vino. Disponían de pastos para el ganado lanar y vacuno que tenían. Eran entonces 301 vecinos que sumaban «1.097 almas».

DESCRIPCIÓN

Cantalejo es famoso a nivel nacional porque muchos de sus habitantes se dedicaron hasta épocas relativamente reciente a la elaboración y comercialización de trillos y cribas (chiflos y bricas = en gacería) por toda la geografía agrícola y rural de la Península Ibérica, así como a la trata y venta de ganado mular, llegando a tener hasta un lenguaje gremial hermético y peculiar conocido como 'gacería'. En el siglo XII se mienta al lugar como Cantaleio, y en una de las pestes que asolaron a este país a finales del siglo XVI, Cantalejo llegó a perder a la tercera parte de su población. A principios del siglo XX, Cantalejo obtuvo el titulo de ciudad al concederla tal privilegio el rey Alfonso XIII.
Yo nací en Cantalejo, pueblo de obreros, Donde se hacen las cribas y los arneros…

 La iglesia parroquial de Cantalejo se dedica a san Andrés y ocupó el lugar de otra anterior que era románica, pues la que hoy allí veremos, situada en la Plaza Mayor, es obra que contiene elementos góticos, barrocos y neoclásicos. Sobre la mole de su fábrica de piedra rosada, destaca la esbelta torre de cuatro cuerpos que la adorna. Su planta se distribuye en tres amplias naves separadas por pilares que se cubren con bóvedas de crucería estrellada, en cuya cabecera destaca el retablo mayor de época neoclásica con la escultura de san Andrés, patrón de la villa, y la cajonería de su sacristía ejecutada por Antonio Guadilla en 1834, así como una buena cruz procesional realizada en Segovia a finales del siglo XV. 

En un pinar situado a menos de tres kilómetros al oeste de la ciudad, se localiza la ermita de Nuestra Señora del Pinar, que es de origen románico, aunque ha sido bastante restaurada recientemente; no obstante, aún se pueden observar las arquivoltas de la portada y los tres ventanales del ábside semicircular de dicha época.
A escasa distancia de la ermita de la Virgen del Pinar, enclavadas en un sistema dunar de tipo continental, se encuentran las lagunas de Cantalejo; espacio natural, incluido en el Catálogo de Zonas Húmedas de Castilla y León, que constituye un hábitat de gran valor ecológico por su singularidad y por la riqueza y variedad de su flora y fauna. A este paraje se unen otros pequeños humedales y la zona recreativa conocida como 'El hoyal'.
El pequeño lugar de Valdesimonte, también forma parte del término municipal de Cantalejo, y en él podemos admirar su pequeña iglesia románica de Nuestra Señora de la Asunción, que de esta época conserva su cabecera. En Aldeonsancho su iglesia parroquial ya es de época barroca, como nos lo recuerda la pequeña lápida que se instala bajo la espadaña, situada a los pies del templo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada